21 de marzo. Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial

El 21 de marzo de 1960 en Sharpeville, Sudáfrica, la policía abrió fuego y mató a 69 personas en una manifestación pacífica contra las leyes de pases del apartheid. Seis años después, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó a través de la resolución 2142, esa fecha como el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, e instó a la comunidad internacional a eliminar todas las formas de discriminación racial.

La discriminación racial es un veneno que menoscaba a las personas y las sociedades, perpetua las desigualdades y fomenta la ira, el resentimiento y la violencia. La lucha contra el racismo y todas las formas de discriminación es uno de los cimientos de la paz y de la cohesión social, más aún en nuestras sociedades cada vez más diversificadas.

Es así que el Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial, es una oportunidad para renovar nuestro compromiso de construir un mundo de justicia e igualdad en el que no existan la xenofobia ni la intolerancia. Debemos aprender las lecciones de la historia y reconocer el grave daño causado por la discriminación racial. Ello implica preservar cuidadosamente la memoria de los errores históricos de manera que podamos utilizar nuestros conocimientos para erradicar los prejuicios y enseñar la tolerancia, la no discriminación y el respeto de la diversidad en todas partes y para todos.