Cumplimiento de Recomendación 18/18. Caso Normal Rural J. Guadalupe Aguilera

La necesidad urgente de erradicar la violencia escolar en todas las instituciones educativas de nuestro Estado es responsabilidad de todos los sectores de la sociedad, con el firme propósito de evitar que se vuelvan a repetir hechos tan lamentables donde se lastime o pierda la vida alguno de nuestros estudiantes, dijo el Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Dr. Marco Antonio Güereca Díaz.

Al acudir a la plaza cívica de la Escuela Normal Rural J. Guadalupe Aguilera, el Ombudsman estatal expresó su deseo de evitar que se repitan los incidentes que dejaron sin vida al estudiante Ronaldo Mojica Morales. Desde ese lugar en donde se llevó a cabo el acto de desagravio en el cual el Secretario de Educación Pública del Estado de Durango, C.P. Rubén Calderón Luján reconoció la responsabilidad del Estado en el caso del estudiante Ronaldo Mojica Morales, quien perdió la vida a causa de actividades que tuvo que realizar en  la semana de inducción.

Con el cumplimiento de esta recomendación se inicia una nueva etapa en la vida jurídica de Durango, al aceptarse por primera vez en un acto público la responsabilidad estatal ante violaciones de derechos humanos, enfatizó el Ombudsman de Durango. Esto se reflejará en la construcción de una sociedad más justa donde se respete la Ley y se tengan mejores condiciones de vida para todas las personas, dichas acciones de cumplimientos a esta recomendación permiten la consolidación de instituciones de reciente creación como la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas, la cual se ha convertido en un aliado en el desempeño de nuestras funciones y cuyo trabajo es trascendental para lograr una verdadera reparación integral a las víctimas de delitos y violaciones de derechos humanos.

Es importante señalar, abundó Güereca Díaz que la Normal J. Guadalupe Aguilera ha sido una gran Institución en la vida docente de nuestro Estado, donde se han forjado grandes generaciones de maestros comprometidos con la sociedad, por lo que el Ombudsman señaló que fallan los hombres y no las instituciones, por lo cual invitó a todo el personal de esa valiosa Institución, a redoblar esfuerzos y sumarse al compromiso de velar por los derechos humanos de toda la comunidad estudiantil.

Para finalizar, Güereca Díaz dijo que se busca desterrar de una vez por todas las prácticas de la semana de inducción, para garantizar el derecho a la educación a aquellos estudiantes que legítimamente se ganaran un lugar para entrar a esta Institución con el deseo de adquirir una educación profesional que les permita salir adelante a ellos y a sus familias.